La Mujer Sabia

MUJER INQUEBRANTABLE

La mujer sabia es aquella que sabe enfrentar las situaciones que le presenta la vida con madurez, es aquella que conoce muy bien sus debilidades, sus fortalezas y como accionar ante una situación difícil en su vida. Ella sabe que no necesita tener la aprobación del mundo para lograr sus sueños, sino que silenciosamente trabaja de manera incasable para lograrlos. Trabaja en su sanidad constante y no envidia a los demás, sino que se alegra del éxito de los otros.

La mujer sabia no necesita andar presumiendo su inteligencia, trabaja con ética sin intentar estar por encima de los demás, ella luchará por crecer y que quienes están a su lado crezcan también, ella no limitará su potencial en lo que sabe, sino que siempre estará abierta en escuchar el consejo de otros para mejorar en su vida.

La mujer sabia no buscará maquillar su vida con accesorios de lujo y joyas para sentir que posee grandes cosas, ella sabrá valorar todo lo que tiene en su vida sea mucho o poco, porque solo ella sabe cuánto le ha costado conseguirlo y pondrá todo el amor en hacer las cosas bien. Ella no necesitará andar presumiendo su cuerpo, sus millones o su vida de fantasía porque conoce muy bien su misión y visión en su vida y sabe bien hasta dónde quiere llegar, luchará por cuidar de su familia, amigos, su trabajo, y se esforzará por ser la mejor versión de ella misma todos los días.

La mujer sabia no buscará hacer conflictos con las demás personas, sabrá expresar lo que siente de manera correcta sin necesidad de herir a otros, buscará siempre el bien común y mantener una armonía en los ambientes en los que se desenvuelve. Ella es segura de sí misma, trabaja todos los días con pasión, entrega lo mejor de sí misma y trata siempre de mantener una sonrisa en su rostro, ella sabe que los problemas personales no son culpa de las demás personas, por eso no trata de desquitarse con los demás. Se mantiene firme a sus convicciones, a sus creencias y a sus valores sean cual sean; será respetuosa con quienes piensan diferente a ella y dará amor a quien realmente lo necesite.

La mujer sabia sabe perdonar, porque conoce que todas las personas son humanas y así como ella, pueden errar también, entiende que todos en la vida merecemos una segunda oportunidad. Ella también sabe que todas las personas somos diferentes, sabe que Dios la ha perdonado y por eso el valor del perdón debe de ser uno de sus pilares para vivir un vida tranquila y feliz.

¿Cuánto más podría decir de una mujer sabia?  Pero sabemos que la realidad es muy diferente cuando de la vida se trata. Por eso es importante pedir a Dios SABIDURIA, para cada día llegar a ser mujeres sabias, sanas y libres en él.

Recordemos que la casa más importante que tenemos es nuestro corazón, por eso debemos de ser sabias, cuidarlo y alimentarlo de la mejor manera, para que no sea destruido por nuestra propia necedad.

Les hago un reto, durante 8 días identifica una debilidad que tengas por día y proponte a cambiar esa debilidad por una semana. Por ejemplo: (¡Yo tiendo a ser muy explosiva! Pues hoy me propondré esta semana a mantener la calma y cambiar la forma en la que en ocasiones le respondo a las personas cuando estoy enojada, al paso de una semana se volverá un hábito en mí y habré modificado una actitud que me disgusta. Así de igual manera identificaré un hábito diferente y haré lo mismo todos los días durante 8 días.) ¿Te unes al reto?

Recuerda alimentar tu alma con positivismo y Dios. Así edificaremos nuestra casa todos los días de la mejor manera y seremos cada día más Sabias.