Mujeres increíblemente inquebrantables: La Historia de Yariela, La mujer cazadora de Sueños.

Mujeres increíblemente inquebrantables: La Historia de Yariela, La mujer cazadora de Sueños.

Mientras pensaba como iniciar contándoles esta historia me puse a pensar en la característica más sobresaliente de Yariela, En eso llegó a mi mente: Cazadora de Sueños.

¿Verdad que suena como un título mágico de una película de Disney?, pues es que ella es como una de las princesas de Disney, pero no cualquier princesa, me atrevería a decir que Yariela es como ´´Mulán´´ la heroína China; porque ella es una joven decidida, arriesgada, luchadora, determinada, que daría su propia vida para proteger a los suyos y muy pero muy valiente.

Ella proviene de la Zona Sur de Costa Rica, muy cerca de la frontera con Panamá; para quienes somos de Costa Rica sabemos que a las personas que viven en estas zonas tan alejadas de la capital el sacar una profesión, tener un buen trabajo o alcanzar sueños, se puede tornar un poco difícil, ya que las oportunidades no son más escazas que aquellas que se presentan cuando vives en la capital o ciudades cercanas a la capital.

Pues esta joven mujer luego de terminar su Colegio, estaba decida a no correr con la misma suerte de muchas mujeres que viven en estas zonas, donde se casan de muy jóvenes, tienen hijos, se acentúan en familia y muchas de las ocasiones renuncian a sus sueños por atender a sus seres amados, y no es que esté mal ¡quiero aclarar! Son decisiones muy propias, pero para ella esa no era una opción, ella necesitaba salir de ese lugar, profesionalizarse, trabajar en lo que le apasionaba y lograr cumplir todos y cada uno de sus sueños. Su deseo de superación no le permitían quedarse estática en ese lugar.

El camino al éxito de Yariela no ha sido fácil, porque a sus inicios cuando migró de la Zona Sur hacia San José pasó muchas necesidades económicas; muchas veces no tenía dinero ni para comer, o pagar los transportes que la llevarán del trabajo o a su apartamento o viceversa. Afortunadamente tiene unos padres que la apoyaron en todo momento, apoyaron su decisión de alcanzar sus sueños de estudio y profesión y con mucho esfuerzo le suministraban dinero para que subsistiera, de lo contrario como ella misma me cuenta en muchas ocasiones sintió que lo mejor era devolverse a su tierra, porque en muchas de las veces la situación en la que vivía era bastante complicada, e inclusive la hacia dudar de que había tomado una buena decisión.

Yariela luego de terminar sus estudios empezó a trabajar, trabajaba en un lugar donde su salario apenas le daba para los gastos básicos, le pedía mucho a Dios la oportunidad de encontrar un mejor lugar, no solo que le permitiera lograr muchos de los sueños y propósitos que tenía en su corazón, sino también poder subsistir en una vida más acomodada y estable y entender que la decisión de haber migrado a la ciudad era la correcta. Para esa época ella mientras buscaba otro trabajo, había llamado a su padre diciéndole que si la situación económica no le mejoraba se devolvería a la zona sur.

Afortunadamente ella logró una nueva posición laboral en otra compañía en la que había aplicado, la misma no solo era una gran oportunidad para ella, sino que esta sería el primer salto a una vida mejor.

Ya dentro de poco se cumplen 5 años desde que conocí a esta hermosa mujer, Dios cruzó nuestros caminos por medio del trabajo porque ambas empezamos a trabajar en la misma empresa al mismo tiempo. Resultó ser que ambas seríamos compañera en el mismo departamento y por ende el mismo jefe. ¡Recuerdo mi primera impresión cuando la vi! ¡Una Milenium más, me dije! Cuando la conocí tuve un pensamiento erróneo y muy equivocado de ella, ya que pensaba que por ser tan joven sería otra chiquilla más con aires de mucha grandeza, inmadura y de esas que solo trabajan para gastarse el dinero los fines de semana en el Mall.

Ella cuenta, que cuando me vio por primera vez no le caí muy bien, pero que sabía que necesitaba el trabajo y pues le tocó ¡sopórtame!

Con el paso de los días fui conociendo un poco más de Yariela, ambas fuimos descubriendo que teníamos muchas cosas en común que nos unían. Mi pensamiento de ella cambio cuando conocí su historia y el camino que había recorrido sola para llegar hasta ahí.

Recuerdo que muchas veces la veía y no podía creer que ella siendo como 6 años menor que yo, era tan valiente de vivir sola, tomar las riendas de su vida lejos de su familia, tener responsabilidades como pagar el apartamento, el agua, la luz, el teléfono, comprarse alimentación y cuidar de ella sin olvidar a su familia. Simplemente era impresionante la manera en la que ella trabajaba para salir adelante.

Una mujer maravillosa, enfocada y sumamente devota a su familia. Cuando su situación económica mejoró ella empezó a enviar ayuda económica a sus padres, y siendo la menor de 4 hijos, le tocaba inclusive en muchas ocasiones ponerse en el papel de hermana mayor para ayudar a sus hermanos y muy enfocada en sus capacidades siempre demostraba ese espíritu guerrero que no le permitía dejarse vencer.

Desde que la conocí ella siempre fue una inspiración y un ejemplo de superación, pues siempre con una sonrisa en el rostro, con esa voz de chineada que la caracteriza, con valores inquebrantables y con su ética impresionante. ¡Que el sistema no te Cambie Any! Una de las frases que siempre me decía para recordarme la importancia de hacer las cosas bien.

Podría decir mil de cosas de Yariela, porque en lo persona ella es una de las mejores personas que he conocido, sumamente carismática, sensible, divertida y llena de una fe y amor por Dios que la hacen una mujer ejemplar.

Hace algunos años, Yariela y su familia tuvieron que enfrentar la difícil prueba de perder a uno de sus hermanos, al día de hoy se desconoce su paradero; y ese fue sin duda un acontecimiento que ha marcado un antes y un después en su vida, pero también esta situación que enfrentaron, fue para ella un trampolín que la impulso a esforzarse más, a alcanzar y ser una mujer de bien, así como también entregar cuerpo, corazón y alma para cumplir sus sueños.

El año pasado volvió a enfrentar otra prueba, su Madre se puso muy enferma y estuvo batallando entre la vida y la muerte; ¿saben lo difícil que puede ser para una persona saber que su madre está enferma y no poder estar ahí todos los días para cuidarla? Pues yo la vi llegar todos los días al trabajo, por un largo periodo con la misma alegría, con la fe puesta en DIOS y sin quejarse de nada, aun sabiendo que su madre estaba en el Hospital. También supe lo que fue que ella todos los viernes tomará un autobús en la noche para llegar de madrugada a la Zona Sur y pasar el fin de semana en el Hospital cuidando de su madre, para el día lunes volver a trabajar a San José. ¿Es o no es una acción digna de admirar?

Un sacerdote una vez me dijo, que uno de los mandamientos más poderosos era Honrar a Padre y Madre. Él me explicaba que él hijo que honra a sus padres Dios les bendice el doble. Pues déjeme decirle que Yariela es bendecida y prospera porque ha sabido hacer suyo ese mandamiento. Su devoción por su familia, han hecho que Dios la premie con grandes bendiciones.

Ella se ha pasado toda su vida cazando sus sueños, sin detenerse. Ha hecho las cosas con integridad y ha sabido administrar la vida que Dios le dio con sabiduría. Por eso ella a pesar de las muchas dificultades que la vida le ha puesto, se ha mantenido fiel a sus convicciones, pensamientos y sueños.

Hoy 5 años después yo puedo ver en ella una mujer madura, plena, feliz y llena de vida. Actualmente esta viendo uno de los procesos más hermosos que toda mujer sueña, estar al lado de un gran hombre que no solo la Ama, sino que la respeta, la apoya y la impulsa a ser mejor mujer, mejor profesional, mejor hija, mejor Hija de Dios. Ellos están por construir su familia, y conociendo a Yariela puedo entender su felicidad porque ha sido uno de sus más grandes sueños.

La historia de Yariela, es la historia de muchas mujeres que salen de sus capullos y se convierten en mariposas inclusive en temporadas adelantadas, por el deseo de salir adelante, de alcanzar sueños y metas, de no dejarse vencer y de ser mujeres de bien. Inclusive teniendo que dejar a sus familias lejos para alcanzar sus sueños

Entender que cazar sueños involucra respeto por si mismas, dedicación, trabajo, lucha, sacrificio y amor; es entender que no importa cuan empedrado ha estado el camino, Dios siempre va adelante abriéndolos.

Por eso y mil cosas más mi Homenaje de hoy es para Yariela, porque ha sabido ser una mujer increíblemente inquebrantable.

Salud Yariela!

Hannia Castro

ADM.MUJER INQUEBRANTABLE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s