La Historia detrás de una foto

Mujer Inquebrantable

La historia detrás de una Foto

El domingo pasado, me encontraba de paseo por una de las zonas más hermosas de Costa Rica; llamado Prusia, esto queda en las zonas montañosas de la Ciudad de Cartago, a las Faldas del Volcán Irazú.

Cerca de este lugar hay una plantación de flores amarillas donde muchas personas van a tomarse fotos o hacer videos, es una parada casi que obligatoria, ya que tiene un paisaje muy hermoso y con mucha belleza natural.

Mi hermana, mi amiga, un amigo y yo, decidimos ir al lugar para precisamente hacer fotos para el Blog. Yo soy una persona muy observadora, por lo que me gusta apreciar todo el paisaje, hasta aquello que a simple vista se puede ver cómo algo sin importancia.

Ya cuando acabamos de tomar todas las fotos, nos dispusimos a salir del lugar, en eso vi una parcela llena de flores completamente cecas, poco llamativas, color naranja y casi a punto de morir.

Entonces le dije a mi Hermana, ¡yo quiero uno foto ahí!;

Y pues ella me contesta, ¡Ay Hannia, está muy feo!

Lo cierto es que aquel lugar realmente a simple vista se veía, descuidado, marchito, feo, sin nada que ofrecer, a punto de morir, pero algo llamó mi atención y pues yo quería la foto ahí. (Ver abajo Foto del Lugar, ¿Se tomarían una foto ahí?).

Entonces le dije: No Maria, no está feo, es cuestión de percepción. Yo quiero que me tomes una foto en este lugar.

Mi hermana entonces, me hizo la foto; la cual por cierto es una de las más hermosas que me ha hecho, y simplemente quedé impactada de lo bello y maravilloso que se veía el fondo de la imagen, lo natural y simple, la mezcla de los colores naturales con vida del sácate y lo que está a punto de morir de aquellas flores que en algún momento fueron amarillas y ahora están en la etapa final de su vida.

En eso vi, como ella empezó a tomarle el gusto a aquellas flores marchitas, y pues hizo la foto por la cual es esta historia.

El día ayer lancé la pregunta, que sin conocer la historia, me dijeran que veían en la foto. Para mi sorpresa todos los comentarios fueron positivos (imagen hermosa, naturaleza, lugares silvestres, flores a punto de florecer, flores bellas). La reacción a la imagen, fue contraria a las de mis amigos en aquel lugar, donde solo vieron un matorral seco, sin vida, feo y a punto de morir, y aparte se burlaron de mi por querer la foto ahí ´´No los culpo, estoy loca´´.

Les cuento esta historia, porque la vi como una oportunidad de enseñarles algo:

Muchas veces en nuestra vida, nos dejamos llevar por la primera impresión de cuando vemos algo, al no ser agradable a la vista, inclusive sacamos conclusiones negativas de la situación, por el simple hecho de dejarnos llevar por la vista y no por el corazón.

También puede que permitamos que otros influyan en nosotros cambiando la percepción de algo, por el simple hecho que, ante la vista de esa otra persona, aquello no es bello o aceptable.

Puede que nos pasemos la vida, mirando solo aquellas cosas que a simple vista se ven hermosas. Porque podríamos sacar provecho de ellos, o porque por el simple hecho de sentirnos más cómodos y felices.

Lo cierto es que, en la vida, nos pasamos la mayor parte del tiempo, mirando solo aquello que sobre sale de una belleza extraordinaria, permitiendo que prevalezca lo superficial, por encima de los realmente valioso, el alma, el espíritu, la belleza interior.

Cuando aprendemos a ver con los ojos del corazón, cuando eliminamos de nuestra vida, los estereotipos, lo superfluo, lo superficial, cuando no permitimos que la mente influya sobre el corazón, es ahí cuando comenzamos a ver la vida con los ojos del alma.

Les aseguro que muchos, así como mis amigos; pasaron el domingo por ese lugar y omitieron las flores cecas y marchitas, porque no tenían un panorama hermoso, que a simple vista pudiera ofrecer buenas fotos o videos para mostrar al mundo. Lo cual les demostré nos ser cierto, porque yo misma les mostré una muy hermosa.

Ahora bien, diferente hubiera sido, si estas mismas personas hubieran visto aquellas flores cecas y marchitas como lo que son; una evolución hermosa de lo natural, de lo que realmente es la vida.

No siempre, lo que a simple vista veamos hermoso, será realmente conveniente. Dentro de la plantación de flores amarillas, había demasiadas abejas, donde por ejemplo para una persona alérgica ese lugar hubiera sido muy peligroso, también tenía mucha arena en su base y pues te ensucias todos los zapatos o los pies.

Aquellas flores amarillas, están en su etapa evolutiva inicial, y por eso es que a simple vista se ven hermosas. ¿Pero qué pasa con las flores cecas?, son igual de hermosas ante los ojos de quien sepa apreciarlas y mirarlas con el corazón.

En el libro del Principito hay una frase que dice: “Lo esencial es invisible a los ojos” es una frase autoría del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry. El mismo principito nos enseña, la importancia de mirar las cosas desde adentro, con los ojos del alma.

Dios nos mira con el corazón, él no mira si somos altos, bajos, gordos, flacos, jóvenes, adultos o ancianos. No mira nuestras imperfecciones, nuestro corazón qua a veces puede parecer cansado y marchito.

Él tan solo mira lo que puedas ofrecerle, con tú capacidad de amar, de servir, de darse a otros, de ser feliz, de ser inquebrantable ante las circunstancias.

Dios simplemente ama tú alma, tú interior, porque somos semejantes a él, en espíritu. A él no le importa si estamos marchitas por fuera, porque para él somos hermosas por dentro.

Por eso, aprende a mirar lo valioso, y desechar lo superficial de la vida. De esta manera descubrirás al escudriñar el interior, paisajes muy hermosos.

Hannia Castro

Mujer Inquebrantable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s