Triste tragedia: Alto a la agresión


Triste tragedia: Alto a la agresión

Hace algunos días, hacíamos cadena de oración por las mujeres que son víctimas de cualquier tipo de agresión, en estos días ha ocurrido un caso de femicidio, en donde una joven de 19 años fue asesinada por su pareja, el joven, un delincuente que tenía antecedentes penales, le disparó, y según autoridades al ser apresado intentó suicidarse en la comisaría.

Un caso Triste, ¿verdad?, no entendemos como una joven tan hermosa, madre de un niño de 4 años, con una vida por delante termina siendo masacrada por un hombre, que en minutos le arrebata los sueños, las ilusiones, las metas, las oportunidades de la vida.

Pero saben que es lo más lamentable, en la actualidad, muchas mujeres con el afán de mantener un hombre a su lado, se convierten en sus títeres, algunas han dejado su amor propio por mantener lujos en sus vidas, otras se ciegan tanto que permiten que un hombre las manipule a su antojo, también hay mujeres que olvidan que son importantes y se llegan a alejar hasta de sus sus familias, solo para satisfacer a una persona que no le da su valor.

Lamentable, el mundo machista ha hecho creer a las mujeres, que estamos hechas para tan solo obedecer y mantener las adiciones de los hombres, ¿pero porque pasan estas cosas? ¿PORQUE?

La gran mayoría de los hombres machistas, no crecieron con ese pensamiento por culpa de la sociedad, o de un papá machista (aunque también afecta) … Mucho de ellos crecieron siendo machistas por culpa de su madre, no les enseñaron el valor de respetar y cuidar a una mujer, quizás porque en su infancia el ambiente en el que vivían era machista, quizás  les enseñaron a que la mujer solo estaba hecha para servir al hombre, y por tanto ellas   olvidaron la importancia de dar un aprendizaje a sus hijos a tener responsabilidades, a ser útiles, a ayudar con las labores de la casa, servirse su propia comida, lavar su propia ropa, proteger y ser respuosos con su madres, hermanas y las mujeres en general. Durante años, he visto como las madres tratan a sus hijos varones como los reyes y a sus hijas como las empleadas o las encargadas de las labores de la casa.

Adicionado a esto, basta con ver el trato que permiten las mujeres hoy, por medio de canciones como por ejemplo las del  Reggetton, que no solo incitan a Sexo desenfrenado, sino tambien degradan a la mujer, haciendo creer a la sociedad y adentrándose en la cabeza de los jóvenes, que está bien mirar a la mujer como objeto sexual. ¿Pero quienes permitimos eso? Las mismas mujeres, que en muchas ocasiones decimos “ni una menos”, pero nos prestamos a bailes y acciones que irrespetan nuestro valor.

Como sociedad nos hemos degradado, como mujeres hemos permitido tanta violencia, nos hemos quedado calladas por años, pretendiendo que lo que se hace, está bien.

Yo recuerdo que mi madre, hace muchos años; cuando ella era joven, tuvo como padre  un hombre muy bueno, pero era un hombre muy machista. Esto llevó a  mi madre, a crecer en un ambiente donde las mujeres tan solo estaban para  servir a  los hombres, y ella tomó la decisión de hacer un cambio en su vida, enseñó a mi hermano a ser diferente, le enseñó a ser un hombre que se hiciera cargo de sus cosas, y que aprendiera a ser respetuoso con todas las mujeres, que llegará a entender que la mujer no esta hecha solo para sevirle, sino que en una relación son un equipo, ella no quería que su hijo fuera machista, por tanto no lo trató como un rey en la casa, sino como su hijo.

Crecí con un padre con una pincelada machista, pero que tiene 3 hijas. Mi padre me enseñó que lo más importante en mi vida, es ¡yo misma!. Él me alentó a estudiar, trabajar y ser respetuosa de mi cuerpo, de mi corazón, a luchar por mis sueños, a viajar, y me alienta a ser mejor cada día. Mi padre durante muchos años ha fomentado que mis hermanas y yo, seamos cautelosas con las parejas que elijamos, no permitir el irrespeto y mantener siempre la visión puesta en nuestros objetivos personales; y con mi hermano, le enseñó a proteger y cuidar de la Mujer, a ser útil y trabajar cuidando muy sigilosamente de su hogar.

Recuerdo una vez que mi padre me dijo; Hannia:, ” Estudia, trabaja, vive tu vida cumpliendo sueños por tu cuenta, para que nunca tengas que depender de un hombre, sé capaz de luchar por lo que te propongas, si el día de mañana te casas y por algún motivo ese hombre se va, que seas lo suficientemente profesional para salir adelante por ti misma, nunca permitas que un hombre te agreda o irrespete, porque tu valor es lo más importante”.

Que importante puede ser un papá que fomenta a sus hijas ir al éxito, y una madre que fomenta a sus hijos el respeto.

Les digo mujeres y hombres, el cambio de una sociedad sin violencia es generado a través del cambio de pensamiento de sí mismo. Las personas que se estrenan como madres y padres, fomenten a sus hijos a ser personas de bien, a ser hombres y mujeres que cuiden de los otros, a tratar con respeto y ser parte de una sociedad de cambio sin machismo, sin feminismo, con equidad, igualdad y sin violencia.

Hannia Castro

ADM. MUJER INQUEBRANTABLE

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s