La decisión de decir, Sí a Dios.

En ocasiones, puede que veamos a otras personas lograr cosas extraordinarias en su vida, a nivel de la iglesia, un grupo de amigos, el trabajo, la vida…

Lo cierto es que Dios siempre tiene un plan para cada uno de nosotros, él nos planta como semillas fértiles, pero va a depender de cada uno, que tantos frutos queramos dar.

Cuando Dios pone un proyecto en tu corazón, ¡no dudes!,  ponte en marcha, hechalo a andar… Es mejor decir fracasé en el intento, a decir que hubiera pasado si tan solo lo hubiese intentado.

Dios como caballero, jamás te impondrá un camino, él te mostrará el camino y dependerá tan solo de ti, si quieres o no cruzarlo.

La vida es de decisiones, buenas o malas; es lo que menos importa. Lo que realmente importará es que intentes hacer las cosas de la mejor manera, perfectas nunca serán, pero debes intentar  al menos hacerlas con pasión y excelencia.

Todos somos invitados a una vida llena de triunfos, felicidad, servicio, luchas, metas, propósitos y misión. La decisión está en nuestras manos, es un acto propio el poder lograr el propósito que Dios tiene para cada uno.

Basta tan solo decir Sí a Dios, para que todo lo demás cobre sentido.

Bendiciones,

Hannia Castro

ADM MUJER INQUEBRANTABLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s